Logo Château de la Forêt
  1. Inicio
  2. En las cercanías
  3. L’Ile d’Yeu
Reserve su estancia

Embárquese en Saint Gilles o Fromentine y ponga rumbo a la Isla de Yeu

Descubra las playas, la fauna y flora y el Vieux-Château de la Isla de Yeu

La Isla de Yeu es sinónimo de preciosas playas de arena fina, ofreciendo al visitante un decorado digno de postal. En su vertiente occidental, la Isla de Yeu le recordará a la orografía de la costa bretona, con sus acantilados escarpados y sus bonitas calas. Entréguese aquí sin moderación al placer del baño.

En lo alto de su rocosa costa se alza el Vieux-Château, una construcción majestuosa que podrá visitar. Disfrutará conociendo su historia y sus anécdotas. ¡Es apasionante!

Lo ha entendido bien, la Isla de Yeu es un lugar magnífico que ha sabido preservar su costa virgen. Disfrute de sus variados paisajes, su rica historia y una fauna y flora que no dejan a nadie indiferente.
No dude en hacer un alto en el camino en uno de los muchos restaurantes de la isla para degustar el pescado y marisco local.
Encontrará todo tipo de información práctica sobre la isla en la recepción del camping, no dude en ir.

Para llegar hasta la Isla de Yeu, no hay puente ni carretera, solo podrá acceder por vía marítima o aérea. Hay distintos puntos de salida: el puerto de Les Sables d’Olonne, el puerto de Saint-Gilles o, el más conocido, el puerto de Fromentine. Si coge un barco, atracará en Port Joinville, ¡un puerto deportivo de lo más agradable que seguro le enamorará!

En la isla, la mejor forma de desplazarse es subido a una bicicleta. Alquile una al llegar. Con una superficie de 23 km², explore los tesoros de la isla y recorra su variada costa.