Logo Château de la Forêt
  1. Inicio
  2. En las cercanías
Reserve su estancia

Vandea, una tierra de carácter

Descubra los tesoros de Vandea durante sus vacaciones en el Yelloh! Village Château de la Fôret. Los amantes de la naturaleza están de enhorabuena, ya que tendrán la ocasión de visitar lugares excepcionales. La isla de Noirmoutier, un lugar alejado del tiempo con su naturaleza virgen y bien conservada. Además está Saint-Julien-des-Landes, a pocos kilómetros del lago del Jaunay, una gran reserva de agua rodeada de un paisaje verde y boscoso. Y quedan dos lugares de gran interés: La-Roche-Sur-Yon, la capital de Vandea, es un paisaje que no debe perderse durante sus vacaciones.

¿Y qué sería de Vandea sin sus famosas playas? Brem-sur-mer, Saint-Jean-de-Monts o Bretignolles-sur-Mer, una invitación irresistible para disfrutar del océano. Hay una actividad en Vandea que no puede dejar de hacer antes de marcharse: la visita al Puy du Fou, un parque de atracciones que embarcará a toda su familia en un viaje en el tiempo. 

Ver en el mapa
Brétignolles sur Mer
Ver en el mapa
Les Sables d’Olonne
Ver en el mapa
L’Ile de Noirmoutier
Ver en el mapa
L’Ile d’Yeu
Ver en el mapa
Puy du Fou
Ver en el mapa
Saint Gilles Croix de Vie

Olonne-sur-Mer, ciudad natural y auténtica

A tan solo 10 minutos de la magnífica localidad costera de Les Sables-d’Olonne se encuentra la encantadora ciudad de Olonne-sur-Mer. En su visita a la ciudad podrá disfrutar de numerosas actividades, tanto por tierra como por mar. Pruebe a hacer surf en el océano, reme en canoa por las marismas y anímese a descubrir paisajes increíbles a lomos de un caballo. Elija la actividad que mejor vaya con usted. ¿Le apetece un baño? Disfrute de alguna de las numerosas playas vigiladas o visite alguna de las pequeñas calas rocosas.

¿Tiene ganas de conocer la historia de la región? Visite el castillo de Pierre Levée o el museo de las Tradiciones Populares. Y no se olvide de hacer un alto en el camino en alguno de los pueblos de los alrededores: Granges, La-Roulière… Deporte, paseos, playa, historia y cultura: todo esto le espera en Olonne-sur-Mer.

Leer lo que sigue